“Anatomy of a Murder”, Duke y una copa a media tarde.

Después de volver a ver “Anatomy of a Murder” por octava vez pienso seriamente que los 80 y 90 le hicieron un buen favor a las camisas de franela y supieron adaptar y contextualiza esta prenda (se que roza la mala educación lo de hablar de franela cuando la previsión de hoy es de 38 grados (post escrito en julio de 2017), pero la apetencia no tiene que ver con la razón y no son íntimas amigas).

Anatomy of a Murder

Por otro lado creo fielmente en lo contrario ya que nadie en el mundo sabe llevar estas camisas y un traje de Tweed como James Stewart que siempre fue mejor defensor de las partes de arriba y la media sonrisa.

film anatomy of a murder lkjlkjlkj

Finales de los 50 fue una época muy dulce para el vestuario de hombre en general y para los pantalones de mujer y Lee Remick en particular.

film anatomy of a murder still 2.png

Nunca nadie volverá defender una camisa de corte tejano en seda, posiblemente color salmón, un polo de punto sin botones y unos pantalones como esta señora y ver elegancia en el horizonte; en esta peli casi se acerca en molona que no en belleza a Joanne Woodward que por aquella época andaba ya casada con Paul. Así estaba ella de loca y contenta el mismo año en “The Fugitive Kind” , ejemplo claro de cómo Courtney Love le fusiló el look, pero no estamos hablando de eso ni de Anna Magnani que lo defendió todo, estamos hablando de Lee, de su sexy universal y de que en esta peli sí acertaron con su pelo, y no en “Días de vino y Rosas”.

film ben gazzara anatomy

No es de belleza de lo que hablo, hablo de la melena y que en lo que a look se refiere es un poco más Calimero, personaje que por otro lado nunca entendí y nunca me emocionó. Podríamos hablar también de todos y cada uno de los temas de Duke Ellington  para esta película. Hace que cuando estas viendo esta pequeña obra de arte te metas en otra y otra y otra en cada una de las escenas, que todo huela a licor barato, a casa de madera, a noche de verano y a una continua insinuación, luego están Otto y Saul pero esa es otra historia.

Os dejo la playlist de Duke en Spotify, muy recomendada para tomar una copa a media tarde, después de un café con dulces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s